Base de conocimientos
El valor de la información
Publicado por Juan Carlos Corazzo en 08 August 2011 11:02 AM

En los tiempos que corren las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) deben trabajar en un escenario cada vez más competitivo y riguroso, caracterizado por la globalización y las exigencias fiscales que deben cumplirse.

Todas las empresas independientemente de su tamaño, se encuentran ante la necesidad de competir en el mercado, sea este mercado el barrio, la ciudad, la provincia, el país donde se encuentra, o el resto del mundo para aquellas empresas que ya han podido traspasar estas fronteras.


Las PyMEs a su vez, deben afrontar esta realidad teniendo limitantes tales como el capital, los recursos humanos y su infraestructura, a diferencia de las grandes empresas donde estas limitantes o bien son inexistentes, o al menos se encuentran en un papel secundario dentro de la organización.

Pero si algo caracteriza a una PyME, es que estas limitantes no se transforman en restricciones para desarrollar su negocio, sino en oportunidades donde aplicar una mayor creatividad o tomar decisiones  en forma mucho más ágil, dado que sus integrantes se encuentran mucho más cerca del negocio.

Es común que en una PyME además de sus empleados (administrativos, vendedores, encargados de compra y de entrega), los directivos (dueños, socios, accionistas, gerentes) también participen diariamente de la mayoría de las operaciones de la empresa, y los empleados tengan a su vez, una marcada influencia en la toma diaria de decisiones operativas y estratégicas por parte de los directivos.

Esto es, que en una PyME la distancia entre donde ocurren los hechos y donde se toman las decisiones es casi inexistente, y esto le permite ser más dinámica y cambiante que una empresa en la que por su propio tamaño estas distancias sean mayores.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que si bien estas decisiones generan resultados inmediatos, estos resultados estarán directamente vinculados con el acierto o el error de dichas decisiones.

Es por esto, que para tomar decisiones acertadas, es necesario que quien las tome tenga a mano la mayor cantidad de información disponible.

Casi todas las acciones que se realizan diariamente en una empresa requieren de algún tipo de decisión, sea esta la de la establecer los productos y servicios a comprar y a quien, la definición de un precio de venta, la aplicación de un descuento, el otorgamiento de un crédito, la realización de una cobranza, de un pago o de un gasto.

Nuestro objetivo es justamente, ayudar a las PyMEs a contar con la mayor información al momento de tomar cualquiera de estas decisiones operativas y estratégicas, con el afán que estas se transformen en más eficientes y competitivas.

Capital: En contabilidad, el capital recoge la obligación que la empresa mantiene con sus dueños, socios o accionistas, por las aportaciones que estos han realizado, lo que representa los activos con los que la empresa cuenta para su funcionamiento al momento de su creación.
Recursos humanos: En administración, se denomina recursos humanos al trabajo que aporta el conjunto de los empleados o colaboradores de la empresa.
Infraestructura: Es el conjunto de elementos tales como vivienda, maquinas, herramientas, útiles, insumos y servicios que se consideran necesarios para la creación y funcionamiento de una empresa.
(0 voto(s))
Útil
No útil

Comentarios (0)